El cuarto de la colada o lavandería, un espacio esencial ¿difícil de decorar?

La zona de la lavandería no es lo que se dice fácil de decorar y cuidar su estética es más bien una pesadilla, algunas ideas sencillas que te ayudarán.

Cómo crear una práctica, bonita y sencilla zona de lavandería o cuarto de la colada, tanto si tienes una habitación destinada exclusivamente como si no dispones del espacio suficiente en casa, a través de unos consejos básicos con los que conseguir que además su estilo vaya acorde con el resto de la decoración de tu hogar.

El cuarto de la colada o lavandería, un espacio esencial ¿difícil de decorar?

Lavar, planchar y doblar la ropa suelen ser tareas domésticas odiadas por la gran mayoría de gente. Pero tener un espacio agradable en el que apetezca estar, hará que la tarea sea más llevadera. Las siguientes ideas te ayudarán a crear una bonita y sencilla lavandería que vaya acorde con el resto de la decoración de tu hogar.

La zona de la lavandería no es lo que se dice fácil de decorar y cuidar su estética es más bien una pesadilla. Si bien es la última estancia de la casa en decorar o dedicar tiempo a su diseño. Lo cierto es que, a veces es difícil hacer que vaya en concordancia con el estilo de la casa, pero hacer que el espacio que nos rodea sea lo más estético y agradable posible, hará que no nos dé tanta pereza realizar estas tareas. Está demostrado que rodearse de cosas que nos gusten influye en nuestra actitud a realizar la tarea y estado de ánimo.

Bien si tienes una habitación destinada exclusivamente a lavar y planchar (cuarto de la colada) o bien si no dispones del espacio suficiente en casa, un rincón puede ser una perfecta zona de lavado.

Cuarto de lavandería

Disponer de una habitación destinada exclusivamente a la colada, es una oportunidad para crear una lavandería de ensueño.

Si tienes el espacio suficiente, podrás instalar armarios y cajones para guardar detergentes y productos de limpieza. También podrás destinar espacio de almacenaje para toallas, sábanas y manteles. Tener armarios y un perchero para guardar la ropa recién planchada puede ayudar a mantener el espacio ordenado.

Un lavadero para lavar las prendas más delicadas a mano, como una pequeña pila, sería un punto favorable. Así mismo, también es conveniente tener un tendedero para la ropa que no vaya a la secadora.

En la cocina o el baño

Si no tienes la oportunidad de destinar una sola habitación para tu cuarto de lavado, quizá puedas ubicar la lavadora en la cocina o el baño.

Una opción, si no te gusta que se vea, es esconder la lavadora en un armario, tanto en la cocina como en el baño. Otras veces, si no dispones de un espacio habilitado, hay que ingeniárselas para hacer de una esquina un lavadero oculto por puertas correderas o incluso unas bonitas cortinas. En la cocina, trata de colocarla lo más lejos posible de la zona de cocción. En el baño, pese a su funcionalidad en el día a día, no debes descuidar los detalles, una excelente manera es fusionando ambas características en el espacio con muebles auxiliares.

Cuando el espacio es limitado, necesitaremos prescindir de algunos elementos, pero no puede faltar los funcionales. Por ejemplo, un armario pequeño vertical donde guardar tabla de planchar y espacio de almacenamiento para productos de limpieza.

Colores atrevidos.

Los blancos son adecuados para estos espacios que suelen ser pequeños. Dan luz, magnifican la sensación de amplitud, y lo más destacado es que el blanco se percibe como limpio y pulcro. Su inconveniente es que si abusamos de colores fríos pueden crear un espacio frío y provocar el efecto contrario. Lo ideal es incorporar color para motivar a realizar la tarea. Hay una gran diversidad de opciones, desde vinilar o instalar azulejos en una de las paredes del cuarto hasta jugar con el color de diferentes elementos (cestas, pomos, tabla de planchar, etc.).

Cestas

Introducir en el cuarto de la colada elementos que aporten calidez, como cestas de mimbre. Puedes utilizarlas no solo para la ropa sucia, también para las pinzas u otros accesorios. Son de estilo clásico pero que aportan un toque rústico al espacio, aunque si este no es tu estilo, puedes utilizar un sinfín de elementos. Si quieres ir más allá, puedes utilizar baúles decorativos, dotan de funcionalidad y estilo a cualquier espacio.

Las cestas para la ropa sucia son imprescindibles para mantener el orden. Si dispones de espacio suficiente, puedes emplear dos cestas para separar ropa blanca de la de color, o separar la ropa de niño de la de adulto. Tú decides, puedes organizarte a tu manera.

La sección de lavandería o cuarto de la colada es un espacio que muchas veces se pospone, por eso te proponemos que optes por una decoración que invite a realizar la tarea y así lograrás sentirte a gusto.

Productos relacionados

Armario multiusos bajo Tibet

Armario multiusos bajo Tibet

Un mueble auxiliar sencillo, elegante y versátil.

Un sencillo y práctico armario auxiliar de 101 cm de altura y 36 cm de fondo, disponible en acabado blanco o roble cambrian.

118,80 € 99,50 €
  • Blanco brillo [pitarch]
  • Cambrian [pitarch]
Armario multiusos 120 cm alto Turín

Armario multiusos 120 cm alto Turín

Un mueble que puedes usar para un sinfín de cosas.

Un mueble auxiliar válido tanto para casa como para una oficina o despacho, disponible en acabado blanco brillo o roble.

127,60 € 107,90 €
  • Blanco brillo [pitarch]
  • Roble [pitarch]
Zapatero giratorio bajo Naia

Zapatero giratorio bajo Naia

Un mueble que te ofrece un sinfín de posibilidades.

Válido como zapatero en la entrada o el dormitorio, o bien como mueble auxiliar en la cocina, el salón o cualquier otra estancia.

136,50 € 117,50 €
  • Blanco brillo [pitarch]
  • Cambrian [pitarch]

Uso de cookies de la tienda online ohcielos.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cerrar aviso cookies