Cómo ganar luz natural en casa

Ideas y consejos prácticos para incrementar y aprovechar al máximo la luz natural en el hogar.

La luz es un elemento clave para disfrutar de un completo bienestar en casa. Sin embargo, no siempre sabemos cómo facilitar su entrada en el hogar o gestionar su paso por las diferentes estancias de la vivienda. En este artículo te damos varias ideas y consejos prácticos para hacer de tu casa un lugar mucho más luminoso y agradable.

Cómo ganar luz natural en casa

Ventanas despejadas

El primer aspecto a tener en cuenta a la hora de ganar luz en el hogar es el óptimo aprovechamiento de las ventanas. Asegúrate de que ningún mueble u otro elemento voluminoso tape mínimamente la luz que entra por las mismas. Para ello, arrima todo lo que puedas los muebles a las paredes, permitiendo el paso de la luz natural a lo largo y ancho de la casa. Asimismo, opta por cortinas transparentes o estores tipo screen que favorezcan la luminosidad.

Aprovecha las ventajas del cristal

Alíate con el cristal para potenciar la luz en todos los rincones de la vivienda. Sustituye los muros por paneles fijos o correderas de cristal en estancias que no precisen mucha intimidad, como la cocina, la sala de estar o el comedor. De esta forma, mantendrás la continuidad y el contacto visual entre los diferentes ambientes, logrando una sensación de mayor espacio y confort.

Del mismo modo, un jarrón, un centro de mesa o cualquier otro objeto decorativo de cristal conseguirá atraer a la luz, resultando un recurso de gran ayuda para iluminar una zona oscura.

Además, si tienes una terraza, siempre tienes la posibilidad de cubrirla con paredes de cristal y convertir tu salón en un espacio mucho más grande y luminoso. Elige, según tus gustos y necesidades, entre un cristal transparente que permita el paso total de la luz o uno translúcido para matizar la intensidad de la misma y disfrutar de una mayor intimidad.

Juega con los espejos

Los espejos son igualmente una excelente manera de multiplicar la luminosidad e incrementar la sensación de amplitud de una estancia. Colócalos preferiblemente a la altura de los ojos y encáralos hacia el exterior, creando de este modo falsas ventanas.

Muebles ligeros visualmente

Los muebles también juegan un papel fundamental en la luminosidad de la casa. Decántate por piezas de diseños ligeros y colores suaves, evitando los muebles de gran altura y los tonos excesivamente oscuros que recarguen el ambiente más de lo deseado.

Paredes en tonos claros

El blanco es por razones obvias el color que mejor refleja la luz natural. No obstante, también puedes favorecer la luminosidad de la vivienda pintando las paredes en un suave tono beige, crema o amarillo, o incluso en determinados tonos pastel de las diferentes gamas cromáticas.

Tejidos naturales

Los textiles también pueden sumar o restar luminosidad a la casa. Opta por tonos cálidos y suaves en alfombras, fundas, cojines, ropa de cama, etc., empleando tejidos naturales como la lana, el terciopelo o el algodón.

Flores y plantas

Las flores y plantas son uno de las maneras más eficientes, sencillas y baratas de ganar luz en casa. Colocadas con mesura y buen gusto, aportan frescura y luminosidad al hogar a través de sus alegres y refrescantes colores.

Uso de cookies de la tienda online ohcielos.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cerrar aviso cookies