Salas de estar acogedoras: consejos para decorar tu refugio

Esmero, criterio y planificación son claves para decorar con éxito este espacio tan importante del hogar.

La sala de estar es el alma de la casa, donde te relajas después de un día agotador, recibes a tus visitas y, en definitiva, pasas la mayor parte de tu tiempo libre en el hogar. En este sentido, si bien su decoración puede parecer una tarea a priori bastante sencilla, requiere, como todo, un poco de esmero y dedicación. Pero no te preocupes: en este artículo te damos algunos consejos para ayudarte.

Salas de estar acogedoras: consejos para decorar tu refugio

Si hay un lugar de la casa al que deberíamos dedicarle todo nuestro cariño, ese es sin duda la sala de estar. Quien más, quien menos, la mayoría pasamos en ella gran parte de nuestro tiempo de ocio en el hogar, ya sea solos, en familia o recibiendo a las visitas. Por ello conviene prestar cierta dedicación a su planificación, pero no te preocupes: nada que no se pueda solucionar con un poco de criterio, y con algunos consejos para la decoración de la sala de estar:

Planifica su composición

Antes de empezar a comprar los muebles y artículos de decoración que compondrán la sala de estar, es conveniente hacer una planificación de su composición. Te recomendamos coger papel y boli y hacer un pequeño plano de qué y dónde te gustaría colocar cada elemento, así como del espacio disponible para ello. Para esto, debes tener en cuenta algunos aspectos, como por ejemplo, ¿cuál es la rutina de los residentes de la casa? ¿Utilizas la sala de estar como sala de televisión o solo para recibir visitantes esporádicamente? De esta forma, te será más fácil ver las necesidades reales de la sala.

No olvides tomar medidas totales y parciales, e incluso marcar los sitios para cada elemento con cinta adhesiva para hacerte una idea más aproximada y ayudarte a visualizar mejor cada zona.

Elige el estilo

Después de planificar el espacio y tomar las medidas oportunas, toca definir el estilo de decoración que quieres seguir. Como sabes, opciones hay muchas, y cada día más: colonial, rústico, industrial, escandinavo, vintage, contemporáneo, boho chic, ecléctico, etc. Intenta ser solidario/a y tener también en cuenta el gusto de los otros miembros de la casa. De hecho, puedes combinar varios estilos personales (siempre con cierto criterio y buen gusto) y formar así una ambientación llena de personalidad.

Un buen sofá y una mesa de centro acorde al tamaño de la sala

Una sala de estar está compuesta por diferentes muebles auxiliares, cada uno con su propio propósito, ya sea funcional o decorativo. Para empezar, el elemento central de este entorno suele ser el sofá, que además de ser el foco principal de la decoración, es la pieza más funcional de la habitación, por lo que su elección debe estar bien meditada. Una pista: los sofás tipo chaise longue suelen ser una apuesta segura.

Después, debes elegir una mesa de centro o mesa de café, pieza fundamental para la decoración, pero también a nivel práctico. Si tu sala de estar tiene un tamaño considerable, puedes apostar por una mesa nido compuesta por varias piezas que combinen diferentes alturas, y si por el contrario es bastante pequeña, siempre puedes hacer lo propio con un puff u otomana.

Colores relajados

La sala de estar es un espacio pensado principalmente para descansar, por lo que es recomendable que sus tonos sean más bien suaves y relajados (blanco roto, beige, gris, topo, etc.). No obstante, si te apetece introducir una pequeña dosis de color más vibrante (naranja, verde, azul, rojo, amarillo, etc.), puedes hacerlo en alguna pared suelta, en algún mueble en particular o en una pieza decorativa.

Cojines y plantas, ¡venid aquí!

Ten en cuenta que la sala de estar debe ser confortable y acogedora, por lo que no dudes en poner alguna alfombra y varios cojines. De hecho, respecto a los cojines, ¡cuantos más mejor! Puedes mezclar de distintos tamaños, colores, estampados... Del mismo modo, las plantas también son bienvenidas, ya que además de mejorar la calidad del aire, darán a la sala un toque fresco y alegre.

Prueba sin miedo

Siempre que puedas, coloca el sofá en la parte más grande de la sala de estar, y frente él —en caso de haberla— el mueble de TV. A partir de ahí, distribuye el resto de elementos de acuerdo a tu plan. Si una vez colocados todos los elementos, el resultado no es el que te esperabas, no te preocupes: prueba a reubicarlos de forma distinta. Y si aun así, tampoco te gusta lo que ves, que no cunda el pánico. Normalmente es posible devolver cualquier artículo, asumiendo tan solo una pequeña cantidad en concepto de gastos de envío y gestión, y elegir otro en su lugar hasta que el resultado te convenza. ¡Suerte!

Productos relacionados

Mueble TV patinado industrial Gante

Mueble TV patinado industrial Gante

Una mesa de televisión de atractivo estilo vintage rústico.

Un fantástico mueble para TV de enorme personalidad con una puerta de armario, dos cajones y dos estantes abiertos por ambos lados.

633,90 € 452,80 €
Mesa de centro roble laminado y hierro Idaho

Mesa de centro roble laminado y hierro Idaho

Una mesa que reinterpreta el estilo colonial con un aire urbano.

Estupenda mesa de centro alzada sobre patas y estructura de hierro en color negro y culminada con una parte superior de madera de roble en color natural co vetas decorativas.

293,20 € 209,40 €
Sofá Chester 3 plazas terciopelo

Sofá Chester 3 plazas terciopelo

Un elegante sofá de estilo clásico con tapizado capitoné.

Un formidable sofá de 2 metros de longitud, con capacidad para tres personas, fabricado con estructura de madera de haya, relleno de espuma y acabado en terciopelo.

1.016,20 € 725,90 €
  • Azul
  • Gris
  • Marrón

Uso de cookies de la tienda online ohcielos.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cerrar aviso cookies