Decorar con scrapbooking, hazlo tú misma

Renueva el aspecto de cualquier objeto o complemento de tu hogar mediante divertidos collages.

El scrapbooking es uno de los emblemas de la cada vez más popular y extendida cultura DIY (“do it your self” o “hazlo tú misma”). Consiste en personalizar todo tipo de objetos de la casa con fotografías, recortes, pegatinas o flores secas, entre otras muchas posibilidades, con el objetivo de lograr divertidos y originales resultados decorativos.

Probablemente has oído hablar alguna vez del scrapbook o scrapbooking. Traducido literalmente como "libro de recortes", se trata de una técnica procedente de la cultura estadounidense que consiste en decorar muebles, complementos o cualquier otro objeto del hogar con fotografías, recortes de periódicos o revistas, cintas, pegatinas, flores secas, hilos, remaches, etc., dando lugar a originales composiciones decorativas que pueden llegar a presentar tantos colores y texturas como dicte tu imaginación.

Mediante el scrapbooking puedes, por ejemplo, dar un aspecto totalmente renovado y diferente a un álbum de fotografías, un marco, una caja, un jarrón, un pequeño mueble auxiliar o incluso a las paredes de una habitación.

¿Qué es necesario para hacer scrapbooking?

Cualquier persona puede hacer scrapbooking, ya que no requiere tener grandes conocimientos o experiencia en decoración. Para ello solo necesitas algunos utensilios básicos que normalmente tendrás en casa, como unas tijeras de cierta calidad, pegamento (mejor si es de PH neutro, ya que de esta forma evitarás que las fotos y recortes se amarilleen con el paso del tiempo), una perforadora, un cutter, una regla, cartulinas y, sobre todo, un soporte anticicatrizante que te permita trabajar con comodidad. Si no quieres complicarte, puedes encontrar interesantes packs de scrapbooking en cualquier tienda de manualidades.

En cambio, si quieres ir un poco más allá y llevar a cabo otros métodos de scrapbooking más avanzados como el rasgado, el repujado, el troquelado o la estampación, sí que necesitarás utensilios y dispositivos más avanzados y, en algunos casos, la ayuda de profesionales en la materia.

Consejos a tener en cuenta

Como en cualquier técnica decorativa, el resultado del scrapbooking dependerá del gusto personal y de la creatividad de cada una, así como del uso que le des a los materiales, colores y texturas de los que dispongas. No en vano, nunca estará de más tener en cuenta una serie de premisas básicas.

  • Intenta que tus diseños mantengan una cierta coherencia, tanto en su propia composición como en relación a otros objetos de la estancia.
  • No pongas colores a lo loco. Busca aquellas tonalidades que mejor combinen entre sí.
  • Recuerda que los colores más intensos puedan llegar a cansar, por lo que si vas a decorar un objeto de uso cotidiano o que se encuentre muy a la vista, es preferible que te decantes por tonos suaves.
  • En el caso de trabajar con fotografías, lo mejor es superponerlas de modo que solo aparezcan las partes más interesantes de las mismas, eliminando así los detalles secundarios.

Si has hecho o tienes previsto hacer en casa algún trabajo de scrapbooking, ¡no dudes en compartirlo con nosotros!

Uso de cookies de la tienda online ohcielos.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cerrar aviso cookies